Entrada sin colas para la Abadía del Monte Saint-Michel de Normandía

Entrada sin colas para la Abadía del Monte Saint-Michel de Normandía

Nos encantan las zonas monumentales declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y la zona el Monte de Saint-Michel y toda la zona patrimonial que alberga es, sin duda, una de las mejores joyas que pueden visitarse alrededor del mundo entero. En él no solo podrás disfrutar de joyas arquitectónicas medievales sino también de un espectacular fenómeno natural, la subida y bajada de mareas que convierte varias veces al día al monte en un islote. El monte estaba aislado del resto del lugar por lo que se conoce como la Fortificación del Monte Saint-Michel, la cual te hará tener una idea de la importancia que tuvo la zona y lo bien protegida que estaba para evitar posibles conquista o ataques (no tienes más que pasear por toda su periferia para apreciarlo); además, tal era su eficacia que en época de la Revolución Francesa el monte llegó a utilizarse como una prisión de guerra.

Opción 1 → Comprar entradas sin colas para el Monte Saint-Michel

Descubre la abadía del monte Saint-Michel, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Explora el espectacular sitio histórico a tu propio ritmo y aprovecha una guía turística para conocer la apasionante historia de este lugar.

  Reservar entrada sin colas

→ Más opciones en el Monte Saint-Michel

  Click aquí para ver otras opciones de visita en el Mont Saint-Michel

La Abadía del Monte Saint-Michel de Normandía

El mayor reclamo de esta zona es su abadia, la cual data del siglo IV aunque en diferentes formas y estructuras. La primera abadía de la que se tiene constancia fue construida en el siglo IV y se levantó en honor a San Esteban. Más tarde, en su lugar, se consutró una nueva estructura pensada para idolatrar a San Sinforiano y, por fin, en el siglo VIII llegó la abadía de la que podemos disfrutar a día de hoy y que se erigió con motivo de San Miguel. La última abadía se ordenó levantar por el obispo Avranches y hasta el siglo X sufrió diferentes modificaciones y ampliaciones de espacio dando lugar al complejo tan grande que podemos visitar actualmente. En la visita a la abadía podremos ver hasta un total de 20 habitaciones debidamente conservadas así como los jardines que se realizaron para dar lugar de esparcimiento a sus habitantes.

Qué más puedes ver y hacer en la roca

A parte de la abadía, existen diferentes monumentos que podrás visitar durante tu acceso al islote. Entre ellos pueden encontrar la preciosa y acogedora capilla Notre Dame sous Terre, la iglesia parroquial de San Pedro, la coqueta capilla románica de Saint Aubert o la antiquísima Fuente de Saint Aubert, que data del siglo VII y la leyenda cuenta que, de manera milagrosa, suministró durante varios años de agua dulce a la abadía y los habitantes de la isla.

A parte de los monumentos, el islote ofrece un sinfín de servicios que harán de tu experiencia en el Monte Saint Michel algo inolvidable. Puedes alojarte allí mismo y disfrutar de una estancia en hoteles con gran encanto o incluso degustar la tradicional gastronomía francesa como, por ejemplo sus míticos crepes dulces y salados en La Sirene, sabrosas y jugosas tortillas francesas en La Mère Poulard o una deliciosa foundeu en La Croix d’Or.

Observa las mareas desde la Abadía

Uno de los principales atractivos del Monte Saint-Michel es contemplar el espectáculo natural de la bajada y subida de la marea, la cual hace que el monte se convierta durante ciertas horas al día en un islote inaccesible a pie. Para ser testigo de este acontecimiento natural hay que estar aproximadamente 2 horas expectante del horizonte, y de esa manera podremos ver la subida de la marea y la llegada del macareo, un tipo de ola fluvial que tiene lugar con la subida del agua y que podrás ver en esta preciosa región. A parte de la abadía, podrás ver este fenómeno desde otros puntos preparados para ello, como por ejemplo la Roche Torin en Courtils, en Gué de l’Epine en Val-Saint-Père o en Vains-Saint-Léonard.

Cómo acceder al Monte Saint-Michel

Como la visita al monte depende un poco de las condiciones climáticas, la mejor estación para ir es en primavera. El monte se puede ver de mayo a agosto desde las 9:00 am hasta las 19:00 pm, y de septiembre a abril desde las 9:30 am hasta las 18:00 pm (recuerda que el último acceso a la isla se realizar una hora antes de cerrar).

Monte Saint-Michel

Monte Saint-Michel

Consejos para visitar el Mont Saint-Michel

Cuestión de mareas

El estado de las mareas influye mucho en la visita, al menos en el aspecto paisajístico. Los viajeros más experimentados recomiendan hacer la visita con las mareas más extremas, cuando se puede contemplar el contraste más intenso entre las mareas bajas y las mareas altas, que convierten al monumento en una isla.

De todas formas no es un factor vital. La visita en cualquier hora y con cualquier tipo de marea siempre es interesante.

Dónde dormir

Si te planteas pasar la noche por la zona tienes la opción de alojarte en el mismo Mont Saint-Michel o en los pueblos de tierra firme de alrededor. Quedarse a dormir en el mismo Mont Saint-Michel te permite evitar las masa de turistas y puedes disfrutar de la puesta de sol, de las vistas nocturnas y del amanecer. Los precios son mayores que en la zona de tierra firme pero no tienen el encanto de pasar la noche en la vieja fortaleza.

Llegar en coche

El vehículo se aparca en tierra firme y luego se accede a  Mont Saint-Michel  mediante un autobús gratuito o en coche de caballos. En cuanto al parking hay zonas separadas para aquellos que se alojen en el mismo Mont Saint-Michel. Pide el código especial en tu hotel.

Ten cuidado con las tarifas del parking. Hemos recibido testimonios de que se cobra en tramos de 24 horas. Si al día siguiente te pasas aunque sean 5 minutos, se cobra el día completo.

Evitar las masas

Es casi inevitable encontrarte mucha gente durante tu visita. Es un monumento muy popular con casi 3 millones de visitantes al año, que no está nada mal para un lugar tan limitado geográficamente.

Los grandes grupos de turistas suelen aparecer desde las 9,30 y se suele ir a las 16 horas. Si puedes evitar estas horas disfrutarás de una experiencia más calmada. Otra buena opción es explorar la villa de noche o adentrarse un poco en la marisma para disfrutar de las vistas, siempre con cuidado y con información de la evolución de las mareas.

Experiencias con encanto

El hotel más famoso es La Mère Poulard, que tiene además un muy buen restaurante que ofrece tortillas gigantes a modo de souflé, toda una experiencia que han probado muchos famosos, tal y como verás en las fotos que cuelgan de las paredes del local.

En tierra firme, las mejores vistas del monumento se obtienen desde el restaurante Le Relais Saint Michel, sobre todo por la noche.

VALORA ESTE REPORTAJE

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

Rating: 5.0. From 1 vote.
Please wait...

Artículos relacionados

Entrada sin colas para el castillo y las murallas de Carcasona

¿Os suena el nombre de Carcasona? Para los que no lo conozcan, os diremos que es una preciosa comuna francesa

Museos de París sin colas

¿Adivinarías qué tiene en común y qué une a obras de arte tan emblemáticas como “La Gioconda”, “La Libertad guiando

Paris Pass. Pase sin colas a los monumentos de París

París es una de esas ciudades que enamora a primera vista y uno de los destinos que hay que visitar

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*