Entrada sin colas a la catedral de Notre Dame

Entrada sin colas a la catedral de Notre Dame

Después de la Torre Eiffel, la catedral de Notre Dame es uno de los mayores atractivos turísticos de París. La famosa catedral conserva el culto católico y es, además la sede episcopal de la ciudad, por lo que su visita es casi de obligado cumplimiento. Está situada cerquita de la Isla de la Cité, en pleno río Sena, otra de las zonas más recomendables a la hora de visitar por primera vez la capital francesa. Mediante nuestra web puedes obtener entrada sin colas para la Catedral de Notre Dame de París.

Opción básica → Entrada sin colas en la catedral de Notre Dame

Entrada rápida a la catedral de Notre Dame. Evita las largas colas a Notre Dame de París y disfruta de acceso prioritario a una de las catedrales más famosas del mundo. Aprovecha la audioguía gratuita disponible en 9 idiomas. Admira tanto el exterior como el interior.

  Reservar entrada

→ Más opciones en Notre Dame

  Click aquí para ver otras opciones de visita en Paris

VISITAR LA CATEDRAL DE NOTRE DAME

Por qué visitar la catedral de Notre Dame

La catedral de Notre Dame ha vivido momentos históricos a lo largo de todos sus años en activo. Dentro de sus cuatro paredes han tenido lugar acontecimientos de suma relevancia para la historia de Francia tales como la coronación de Napoleón y de Enrique IV.

Aparte de eso, la catedral de Notre Dame destaca por las centurias que se tardó en construir todo el edificio. Sus obras comenzaron en el año 1163 y finalizaron en 1345. Da gusto ver años después que se trata de un trabajo muy bien realizado. Y es que su estilo gótico demuestra las aspiraciones de la sociedad en esa época, cuando la ciudad resurge en lo político y en lo económico, al ascender la burguesía adinerada.

¿Qué tiene de especial a iglesia de Notre Dame?

Ante todo, la iglesia de Notre Dame es famosa por su impresionante edificio. La catedral tiene en sí misma una longitud de 130 metros, una anchura de 40 metros y una altura máxima de 69 metros. ¿Sabías que consta de unas 37 capillas? Pero eso no es lo único que asombra, pues aunque no se estén utilizando, los responsables de las mismas tienen órdenes de mantenerlas muy bien iluminadas durante todo el tiempo que esté abierta la catedral. Labor a la que también contribuyen los 3 rosetones de la fachada principal y las 113 vidrieras que se encuentran repartidas por toda la iglesia.

Consejos y datos prácticos para visitarla catedral de Notre Dame

Entrar a la catedral de Notre Dame es totalmente gratis. De hecho, existe un servicio de guías que ofrecen recorridos guiados de una hora de duración aproximadamente en cualquier idioma y a lo largo de todo el día. Otra opción para visitar la catedral deteniéndote en lo que a ti más te llame la atención es ir solo, sin ningún guía. Para ello hay unos folletos explicativos en los que se da cuenta de la historia y de las características más destacadas de Notre Dame.

Por otro lado, las torres de Notre Dame son muy llamativas y seguro que cuando estés allí te dan ganas de subir a ellas. Su acceso sí que es de pago, por lo que hay que comprar entrada. La torres están consideradas como un tesoro histórico y se han hecho tan famosas gracias a la novela de Victor Hugo, ‘El jorobado de Notre Dame’ y a las posteriores películas que se han rodado en ellas.

Una de las partes más altas de la catedral es la campana de Emmanuel, que pesa más de 13 toneladas y está rodeada por las características gárgolas, que también se pueden observar de cerca al subir a las torres de Notre Dame.

Esta vieja Catedral con casi 900 años de historia es una de las grandes atracciones de París y los turistas se agolpan día a día bajo sus techos en una difícil convivencia con la práctica religiosa y las misas que se siguen celebrando al abrigo de sus muros y vidrieras. Para que aproveches al máximo tu visita vamos a hacerte algunas recomendaciones de interés:

La mejor hora para visitar Notre Dame

La Catedral es de libre acceso por lo que la concentración de público es elevada sobre todo a partir de las 10 de la mañana. Recomendamos acudir muy temprano, cuando el templo está recien abiero, a partir de las 8, para poder disfrutar con mayor serenidad y recogimiento de este monumento maravilloso.

Las torres y su acceso de pago

La subida a las torres y miradores es independiente a la del templo y tiene un ticket de entrada. Se suelen formar largas colas para subir por lo que recomendamos comprar la entrada con anticipación. Los alicientes para subir son más que sobrados: las vistas de los tejados del viejo París, el Sena y las célebres gárgolas que han inspirado películas.
No hay ascensor y para subir existe una escalera de 387 escalones. No te lo pierdas, es uno de los puntos fuertes de tu viaje a Madrid.

Ojo con las pertenencias, como en cualquier otro punto turístico

Notre Dame es un punto caliente del turismo en parís y su acceso libre es muy propicio para que se formen aglomeraciones que son aprovechadas por carteristas para hacer su agosto. Mucho cuidado con las pertenencias. Visita relajada pero vigilante.

Rodea la catedral

Muchos visitantes se quedan solo con el plano frontal de Notre Dame pero olvidan otros ángulos interesantes. Tras el templo se encuentra la zona de Ile Saint-Louis, algo más tranquila que otras zonas turísticas del entorno y que ofrece una visión excepcional de los arbotantes y otras estructuras góticas de Notre Dame que se pierden los apresurados visitantes sin cuidado.

Cosas originales que hacer cerca de Notre Dame

Si visitas Notre Dame, te proponemos unos planes con encanto que puedes realizar muy cerca y que a menudo pasan desapercibidos entre los apresurados visitantes.

Uno de nuestras citas obligadas es pasear por el precioso jardín que hay detrás del templo, que ofrece además unas vistas maravillosas de Notre Dame. Es un auténtico remanso de paz y se encuentra a orillas del sena. Un lugar ideal para ver gente pasar, disfrutar de la vida del río y hacer un picnic con el marco incomparable del templo gótico.

Muy cerca de Notre Dame tienes el Puente de las Artes, en francés Pont des Arts o passerelle des Arts, uno de los símbolos del amor en París y lugar en el que los amantes dejan sus candados cerrados y tiran las llaves al Sena como muestra de amor eterno.

Disfruta del arte callejero. Los puentes peatonales junto a Notre Dame son clásicos escenarios improvisados de artistas callejeros y de conciertos al aire libre. Un momento de relax y ocio antes o después de visitar la iglesia.

Y si el calor aprieta (o si no, qué más da), muy cerca de Notre Dame se encuentra la heladería Berthillon, de elaboración artesanal y gestión familiar. Se encuentra en el corazón de la isla de San Luis y triunfan tanto por la crema helada como por sus deliciosos cucuruchos.

Las Gárgolas de Notre Dame

Uno de los elementos más llamativos y que más fotografían los turistas que suben a los tejados de Notre Dame son las míticas gárgolas grotescas que miran a los tejados de París.

Para entender su razón de ser hay que saber que Notre Dame fue una de las primeras grandes catedrales góticas que introdujo el sistema de arbotantes, o arcos flotantes que permitían notables ventajas constructivas y permitían ampliar las naves y elevar los techos, para conseguir mayores efectos de grandiosidad y aligerar los muros. Este sistema de soporte dotó a la Catedral de grandes espacios, que eran iluminados por sus enormes vidrieras de colores, en un conjunto que provocaba un efecto sobrecogedor en los visitantes.

Las gárgolas se convirtieron en elementos ornamentales de estas estructuras del techo y despertaron la curiosidad de los primeros visitantes de las torres por su aspecto grotesco y horripilante, sus caras demoníacas y sus pezuñas afiladas.

Hay muchos mitos en relación a estas esculturas.

Se ha dicho que las gárgolas asustan y expulsan a los malos espíritus del templo, o que están destinadas a despertar el terror de los ciudadanos de París con el miedo al infierno. También se decía popularmente que aquellas personas que mayores faltas en la vida se convertían en gárgolas en el momento de su muerte.

La realidad es más prosaica y su destino es el de canalizar las aguas fuera de los tejados del templo, estando algunas instaladas simplemente como elementos ornamentales. Posiblemente, el efecto intimidador también estaba en la mente de aquellos que las concibieron, en cualquier caso hoy constituyen uno de los elementos más icónicos de la ciudad y son una de las razones principales que tienen los visitantes, junto con la vista de la ciudad, para subir a las torres de Notre Dame.

El Jorobado de Notre Dame

Aquellos visitantes aficionados a la literatura o al cine, rememorarán la triste historia del Jorobado de Notre Dame en su visita a este monumento.

La novela de Victor Hugo, ambientada en el siglo XV parisino, evoca con fuerza la vida medieval de la ciudad en tiempos de Luis XI y narra la historia de Quasimodo, un jorobado deforme abandonado al nacer y acogido en el templo, que tras ser linchado por una multitud encuentra consuelo en una bella gitana que se apiada de él y que se encuentra en el centro de un triángulo amoroso del que también forman parte Frollo, el archidiácono del templo y un capitán que cuenta con los favores de la dama. Presa de la ira, Frollo acusa a la gitana Esmeralda de un crimen y ella se suicida. Quasimodo acaba con Frollo y termina muriendo de amor abrazado al cadáver de la dama.

Esta dura novela medieval nos presenta un París descarnado de fiestas nobiliarias, algaradas públicas y ejecuciones, con el marco de fondo de la catedral de Notre Dame. Victor Hugo dedica dos capítulos a describir la gran catedral gótica impregnando al lector del alma de este templo, que sirve de atalaya desde la que contemplar la procelosa vida de París.

Este dramático relato de amor, de celos y de pasiones desabordadas es una de las obras universales dedicadas a la redención a través del amor.

⇒ RESERVA CON NOSOTROS – OPERADOR Nº 1 EN EUROPA EN ENTRADAS, EXPERIENCIAS Y VISITAS GUIADAS

Puedes reservar con nosotros tus entradas y visita organizadas con total tranquilidad. Trabajamos con los mejores operadores locales, tenemos precios sin competencia y un excelente servicio de atención al cliente.

gyg1

Más enlaces de París

Entrada sin colas para el Museo del LouvreEntrada sin colas para el Museo de Orsay – Entradas para el Centro Pompidou

VALORA ESTE REPORTAJE

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

Rating: 4.8. From 8 votes.
Please wait...

Artículos relacionados

Entrada sin colas para visitar el Castillo de Fontainebleau

El Castillo de Fontainebleau es una de las joyas arquitectónicas de Francia y residencia oficial de los monarcas franceses durante más

Visitar sin colas las Cuevas de Lascaux

El arte rupestre y paleolítico hace gala de su buen hacer en las cuevas de Lascaux. Lascaux se ubica en

Moulin Rouge sin colas

Acceso sin colas para el Moulin Rouge El Moulin Rouge es el espectáculo de cabaret por excelencia de París. Ajeno

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*