Entrada sin colas a la Catedral de Santiago de Compostela

Entrada sin colas a la Catedral de Santiago de Compostela

Las experiencias en Santiago de Compostela pueden ser de muchos tipos, pero sin duda alguna las experiencias vinculadas con la religión son mas que espectaculares. Por eso, en cualquier escapada a esta preciosa ciudad del norte de España debe ir acompañada de una visita a la Catedral de Santiago. Importante no solo en la ciudad o en España, sino también en toda Europa, ya que es ciudad y monumento de peregrinación. ¿Quieres conocer un poco más sobre esta joya arquitectónica? Además desde está página podrás reservar una entrada sin colas a la Catedral de Santiago, con visita guiada incluida.

Opción básica → Catedral de Santiago de Compostela: tour guiado y acceso sin colas

Entra a uno de los monumentos principales del famoso Camino de Santiago y haz un tour guiado del interior de la catedral de Santiago de Compostela y su museo. Contempla arte y arquitectura sagrados en el famoso lugar de entierro de Santiago el Mayor.

  Reservar visita sin colas

→ MÁS OPCIONES EN SANTIAGO

Mil actividades, visitas guiadas, museos, paseos con guía, excursiones y decenas de planes con encanto en Santiago de Compostela.

  Ver visitas disponibles

Evitar las colas en la Catedral de Santiago de Compostela

El fenómeno de las colas de acceso a la Catedral de Santiago de Compostela empieza a ser preocupante, sobre todo en los meses de mayor afluencia de peregrinos y público en general. Curiosamente, los días nublados de verano son aprovechados por muchos turistas para visitar este monumento, en detrimento de las playas y empieza a ser muy complicado acceder a la Misa del Peregrino de las 12, para lo cual hay que acudir al menos 1 hora antes a Praterías. La misa de las 19:30 también experimenta largas esperas, aunque algo menos que la de las 12.

En días señalados como los domingos, se hace casi imposible el acceso al templo, con largas colas en la plaza de A Quintana e incluso en la rúa do Vilar y verdaderas multitudes deseosas de abrazar al Santo. Los días 24 y 25 de julio son de afluencia excepcional. La novedad de estos años es que hay colas muy largas incluso en días laborables, Con frecuencia, la cola cruza Praterías, baja por Fonseca y sigue por el Franco hasta la Praza do Obradoiro, donde se junta con la multitud de peregrinos y turistas. Otras veces, la fila da la vuelta a Praterías y sube por la rúa de Xelmírez.

En tiempos de ola de calor, la espera se realiza con temperaturas superiores a 30 grados y con la humedad típica local. La Oficina de Acogida al Peregrino, en Carretas es otro punto especialmente concurrido y con largas colas de espera.

¿Consejos?, intentar hacer la visita fuera de periodos vacacionales o fin de semana. Los turistas más previsores optan por entrar en la basílica fuera de estas horas punta, o bien temprano por la mañana, el templo abre a las 7.00,  o a última hora del día -cierra a las 20.30 horas-. Elegir días de buen tiempo cuando la mayoría de los turistas están en la playa. Y si todo eso no es posible, siempre se puede reservar una visita organizada sin colas, como la que ofrecemos arriba, con un acceso prioritario y el valor añadido de la explicación de un guía oficial, que multiplica la experiencia de visita en un templo con tantos siglos de historia y tantos detalles que contar. Si haces la visita con niños o para casos de personas mayores o con problemas de movilidad o salud que les impida permanecer mucho tiempo de pie, es una opción más que recomendable y a un precio al alcance de todos los bolsillos.

La historia de la Catedral de Santiago de Compostela

Todo se remonta al siglo I a.C., cuando el afamado apóstol Santiago fue mandado decapitar. Debido a la cruel muerte que este sufrió, se le quiso rendir cierto homenaje al apóstol enterrándolo en la actual Santiago de Compostela. Siglos mas tarde, concretamente 8 siglos después, un ermitaño que vivía por la zona afirmó haber visto unas luces extrañas y cuando el arzobispo de la ciudad se enteró afirmó que se trataba de un milagro del apóstol enterrado allí. Fue así como se decidió asentar en ese área las bases de lo que es hoy en la actualidad la Catedral de Santiago de Compostela.

Todo comenzó inicialmente como una pequeña capilla que rendía homenaje al santo, pero años más tarde comenzaron a adhesionarse mas edificios, alcanzando el conjunto unas medidas espectaculares. No obstante, en el siglo X d.C, durante la conquista musulmana en España, el complejo resultó incendiado, por lo que se tuve que erigir todo de nuevo, dando como resultado el espectacular monumento que vemos hoy.

Lo que dice la tradición de la Catedral de Santiago de Compostela

La tradición establece que cuando un peregrino llega hasta las ciudad de Santiago de Compostela y alcanza la catedral, debe entrar a la misma por la llamada Puerta del Perdón,me tal manera que entra como “pecador”. Una vez que acceda al recinto por esa puerta, puede asistir a la misa que hay en su interior, expiando sus pecados y pudiendo salir, finalmente, por la Puerta de la Gloria.

No obstante, cualquier visitante puede entrar sin hacer ese ritual establecido, y puede disfrutar de su interior sin límites de horarios. Además, existen varias combinaciones de entradas, lo cual te permitirá conocer la historia de la catedral en profundidad.

El museo de la Catedral de Santiago de Compostela

Si bien es interesantísimo entrar a la catedral y conocer la arquitectura prerrománica mas importante de España, el museo del conjunto no se queda atrás, ya que relata la importancia de todos los vestigios de la catedral, las fases y épocas de su construcción, etc.

El museo tiene diferentes plantas dedicada cada una a una época de la catedral. Por ejemplo, la planta baja relata al visitante el origen del edificio o el coro del Maestro Mateo. La primera planta se centra en la catedral, tanto desde un punto de vista arquitectónico así como material, durante los siglos XIII y XVIII. La segunda planta es, según muchos visitantes, la más impactante, pues muestra el Tesoro de la Catedral, el Panteón Real y el Botafumeiro. La tercera planta, no por ser la ultima es menos importante, ya que muestra auténticas obras de arte, concretamente tapices de Rubens, Teniers o Goya.

Las cubiertas de la Catedral de Santiago de Compostela

Y para completar la experiencia y hacerla aun mas interesante, ¿qué te parecería ascender a lo más alto de la catedral y contemplar la ciudad desde las cubiertas de la misma? Pues es posible, ya que desde hace relativamente poco tiempo se han acondicionado para que los visitantes puedan subir. Lo maravilloso de esta zona en altura de la catedral es que está construida en formato terraza, de manera que cada vez que subas iras alcanzando mas altura pudiendo ver nuevas partes de la ciudad a modo panorámico 360 grados.

Entrada a la Catedral de Santiago de Compostela y horarios

Existen en total 7 tipos de acceso al conjunto catedralicio de Santiago de Compostela. Entrar en la catedral como si fueras un creyente mas no tiene coste de acceso, y puedes hacerlo desde las 7 de la mañana hasta las 20,30 horas de la tarde. Pero si quieres conocer todos los secretos de la catedral, puedes escoger entre varias opciones como, por ejemplo, la Combinada, que te permite acceder a las cubiertas y al Museo de la Colección Permanente de la Catedral. Si no tienes tiempo suficiente, puedes entrar al museo por 6€ y acceder a las cubiertas por 12€. La Tribuna de la Catedral es otra actividad demandada por los visitantes, y conocerlas en primera persona cuesta 10€. Existen otras opciones, pero lo más importantes es que seas consciente de que es uno de los monumentos más visitados de la ciudad, así que es muy recomendable que obtengas con antelación tus entradas sin colas a la Catedral de Santiago de Compostela.

Aparcar cerca de la Catedral de Santiago de Compostela

El Casco Histórico de Santiago tiene la circulación parcialmente restringida. Recomendamos reservar plaza de aparcamiento en los meses de mayor afluencia de visitas. Reservar aparcamiento en Santiago de Compostela.

Recomendaciones en Santiago de Compostela

Para comer

Queso de tetilla, tarta de Santiago, percebe de la costa norte de Galicia, caldo gallego, pulpo a feira, sochangre o al ajillo, lacón con grelos, empanada, ternera, tortilla de patatas… ¿te suena? La Gastronomía gallega es inconfundible y en Santiago hay grandes locales para degustarla. Te recomendamos algunos:

Restaurante Filigrana
Ubicado dentro de un hotel spa con encanto, A Quinta da Auga, en un entorno idílico.. Magnífico escenario y agradables salones. Servicio de calidad con posibilidad de menú degustación, muy recomendable. Tel. +34 981 53 46 33

Para dormir

Muy pronto los mejores alojamientos de Santiago.

Ubicación del monumento

VALORA ESTE REPORTAJE

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

Rating: 4.7. From 3 votes.
Please wait...

Artículos relacionados

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*