Ticket prioritario para el Empire State de Nueva york

Ticket prioritario para el Empire State de Nueva york

Comprar entradas sin colas para el Empire State Building de Nueva York, una de las principales atracciones de la ciudad y mítico rascacielos con las mejores vistas de Manhattan. Ahórrate las colas con nuestras mejores ofertas y descuentos.

Opción 1 → Reserva entrada sin colas para el Empire State Building

Entrada al Observatorio de la planta 86 y muchas ventajas. En temporada alta tienes la opción del pase VIP con grandes benefiicios. Click abajo para más detalles.

  Reservar entradas para el Empire State

 Opción 2 → Reserva super ticket 4 en 1

Una gran oferta: Ticket del Empire State Building Observatory, Ticket del Museo Metropolitano de Arte, Ticket de un tour turístico de 24 horas + 2 cruceros a escoger.

  Reservar pack 4 en 1

→ Más opciones en Nueva York

Visitar el Empire State de Nueva York

Por qué visitar el Empire State

El Empire State (construido en 1931) fue durante más de cuatro décadas el edificio más alto del mundo hasta que fue desbancado por la torre Sears de Chicago en los 70 y posteriormente por muchos otros edificios en el mundo. Aún así sus estadísticas son impresionantes: 102 pisos, 443 metros de altura, 650.000 metros cuadrados de superficie útil, 6.500 ventanas, 73 ascensores….todo esto hace que cada año 2.500.000 personas vayan a visitarlo.

El encanto de este gigante, uno de los más famosos símbolos de la ciudad, no sólo reside en su gran tamaño, si no también en su estilo Art Decó propio de la época y en los observatorios situados en las plantas 86 (el exterior) y 102 (interior). Toda esta fama le han hecho ser elegido por multitud de directores para rodar escenas de sus películas (la más famosa de ellas la de King Kong, sin olvidar tampoco el encuentro entre Tom Hanks y Meg Ryan en Algo para recordar) y por suicidas que buscaban un lugar especial para poner fin a sus vidas.

Por este motivo el observatorio exterior se encuentra totalmente vallado, aunque no resta interés a nuestra visita, ya que la vista desde allí es impresionante, y en un día claro podemos llegar a ver hasta más de 100 km de distancia. También destacable es la visita nocturna al observatorio desde la que podremos ver el increíble juego de luces de la ciudad.

Situado en el número 350 de la Quinta Avenida, su observatorio está abierto todos los días del año, y abajo en el hall encontraremos informaciones sobre el tiempo y la distancia aproximada hasta la que veremos ese día.

Está abierto de 8.00 hasta medianoche y los fines de semana de verano hasta las 2.00. La entrada cuesta a partir de los 20 $, con muchos añadidos posibles que suben el precio lógicamente.

Algunos consejos y datos prácticos para la visita

La de Empire State es una de las colas más largas de Nueva York, tenlo en cuenta. En pocos lugares de la Gran Manzana da tanto alivio el poder saltársela y acudir directamente a la ventanilla de billetes reservados.

Abre todos los días del año, de 8 a. m. a 2 a. m., sin importar las condiciones climáticas. El último ascensor sube a la 1:15 a. m.

Cada visita al Empire State Building es diferente. Dependiendo de la hora, el día o incluso la estación en la que nos visite, disfrutará de una perspectiva diferente de la ciudad. La sensación de encontrarse en la plataforma del observatorio en medio de una tormenta de nieve puede ser tan emocionante como la de contemplar la puesta de sol neoyorquina.

Algunas notas más:

- Cuidado con los vendedores espontáneos de tickets que te encontrarás en los alrededores del rascacielos. Hay muchas posibilidades de que se trate de un timo y que no vuelvas a ver al vendedor ni tu dinero.

- Si no tienes más remedio que hacer la visita en días de vacaciones, temporada alta, horas punta… te recomendamos encarecidamente que obtengas una entrada anticipada. Aunque tendrás que hacer la cola del acceso de seguridad, ésta es mucho más corta que la taquilla de compra de entradas, donde la espera puede ser exasperante, con pérdidas de tiempo de una hora o más.

- ¿Qué es mejor, de día o de noche? Las dos, la experiencia es muy diferente lógicamente. Durante el día se pueden apreciar los detalles del paisaje, edificios, monumentos, alrededores, personas, barcos, helicópteros… La noche es una experiencia más visual del espectáculo de millones de luces de la ciudad. Muchos visitantes aprovechan la última hora de la tarde, ven la puesta de sol y esperan a que caiga la noche. Es una buena idea aunque la tienen cientos de personas a la vez por lo que otra vez, es importante en este caso llevar ya la entrada reservada.

- Abrígate, ahí arriba hace frío. Cada estación tiene su clima pero en meses fríos, arriba puedes congelarte literalmente por lo que no escatimes en prendas, sobre todo para los niños.

- ¿Y desde el suelo? ¿Cuál es la mejor estampa del Empire State?: Nuestra preferida es desde alguna habitación del hotel Langham Place de las que miran al rascacielos, todo un lujo si te lo puedes permitir. ¿Y desde otro mirador? Sin duda la mejor vista es desde el rascacielos Top of the Rock. Ver detalles y comprar entrada sin colas para el mirador Top of the Rock de Nueva York.

Por la mañana
Recomendamos llegar a las 8 a. m., cuando se abren los observatorios, y todavía no ha llegado la multitud.

Por la tarde
Es posible llegar al edificio desde numerosas atracciones del Midtown, por lo que podrás disfrutar de las vistas desde los observatorios entre sus visitas a lugares de interés y a las tiendas. Ven a la hora de comer para evitar las multitudes.

Por la noche
Muchos se sorprenden al saber que el Empire State Building está abierto hasta las 2 a. m. El último ascensor sube a la 1:15 a. m. Sube a los observatorios de madrugada, después de cenar o a primeras horas del día para disfrutar de la silueta iluminada de la ciudad. Será uno de los mejores recuerdos de su viaje. Si prefieres una visita romántica, de jueves a sábado, entre las 9 p. m. y la 1 a. m., podrás disfrutar de nuestro saxofonista en vivo. Y sí, acepta peticiones.

Otras cosas que ver cerca del Empire State

El Empire State se encuentra en el área conocida como Midtown Manhattan, una zona histórica con muchas cosas que ver además del enorme rascacielos.

En el Midtown hay reconocidos 113 edificios históricos entre los que te recomendamos los siguientes:

- El Rockefeller Center con sus maravillosas fachadas Art Decó. El complejo Rockefeller es un soberbio espacio urbano ideado por Raymon Hood en los años 30 pero que todavía hoy cautiva al visitante.

- Nos gusta mucho ir a Cooper Union y visitar el School’s Foundation Building, con sus característicos ladrillos marrones en los que se concentra la historia de los Estados Unidos y donde Lincoln dio uno de sus más célebres discursos contra la esclavitud. Su Greta Hall sirvió de sede presidencial en diversas ocasiones.

- Otro de nuestros favoritos es el African Burial Ground National Monument, uno de los puntos clave del país dedicado a la tradición africana. Es un monumento que recuerda a los 400 africanos enterrados en el lugar en los siglos XVII y XVIII, junto con un buen material expositivo que repasa la historia de este grupo étnico clave en el desarrollo de la nación.

Comer bien cerca del Empire State

Y siguiendo con la experiencia ¿qué tal si comemos o cenamos en un sitio a la altura del rascacielos más famoso del mundo?

Cerca del Empire State hay literalmente miles de sitios para comer, desde los más económicos locales de comida rápida hasta los restaurantes de alto nivel con estrella Michelin. Nuestros rincones favoritos son:

- The Breslin, en el cercano hotel Ace, que tiene una de las que se considera mejores hamburguesas de NYC y que está hecha para hambrientos, por su gran tamaño, por lo que es apta para compartir. Si prefieres otro plato, te recomendamos su cordero, también famoso en la ciudad. Antes o después puedes tomar algo en el bar del lobby del hotel, donde no es raro ver algún famoso.

- Nomad, en el 1170 de Broadway, tramo con la 28th Street. Glamour, ambiente, servicio. Un maravilloso bar clásico en el que probar un cocktail de entre sus más de 30 variantes y un restaurante de alto nivel y servicio en un ambiente belle epoque. Gloriosa experiencia.

- Koreatown. Cerca del Empire State se encuentra un barrio relativamente poco conocido lleno de bares, restaurantes y karaokes gestionados por orientales para comer sabroso a buen precio. Hay mil opcionnes, a nosotros nos gusta mucho el restaurante Arirang, con su barbacoa koreana y sus noddles.

Historias y curiosidades

El Empire State es seguramente el rascacielos más famoso del mundo y su devenir está lleno de anécdotas, hechos y curiosidades que el visitante debería conocer para sacar el máximo partido de su experiencia. Comentamos algunas de nuestras preferidas.
- Su construcción, a finales de los años 20 coincide con una época de gran pujanza económica que se manifestó también en una carrera para construir el edificio más alto del mundo entre la torre del 40 Wall Street’s Bank of Manhattan y el mismísimo Chrysler Building, a la que se unió y finalmente ganó victorioso el Empire State, un título que conservaría durante 40 años hasta que fue superado por el World Trade Center.
– El arquitecto William Lamb basó su modelo de rascacielos en dos edificios prexistentes: el Reynolds Building de Carolina del Norte y la Carew Tower de Cincinnati, considerados los dos “padres” del actual Empire State.
La construcción se ejecutó en tiempo record. Pese a su talla colosal, el proyecto, incluyendo, demolición del edificio anterior,  diseño, planificación y construcción, se llevó a cabo en tan solo 20 meses. Con más de 3.400 obreros trabajando al día se llegó a un ritmo de casi 5 plantas por semana, consiguiéndose al final un ahorro en tiempo y presupuesto con respecto al plan establecido. Ello de todas formas no fue gratis, ya que ese elevado ritmo de obras propició un aumento de accidentes laborales fatales.
– Originariamente, se concibió la cúspide del rascacielos como punto de llegada de dirigibles y de recepción de pasajeros. Esta idea romántica pretendía recibir a los viajeros de todo el mundo que llegaran a Nueva York por el aire, permitiéndoles estar caminando en pleno centro de NYC en unos minutos tras su llegada. El fracaso del modelo de los dirigibles y los fuertes viento de la zona terminaron con este bello sueño.
– Hasta después de la II Guerra Mundial, el rascacielos no fue un negocio rentable. La gran crisis del 29 supuso un mazazo para los planes de negocio de sus gestores. Curiosamente, se dice que durante esos años los empleados del edificio encendían las luces de las oficinas vacías para dar apariencia de actividad.
– El 28 de julio de 1945, un bombaredero B-25 de la Armada que se dirigía al aeropuerto de La Guardia impactó con el rascacielos al desorientarse su piloto en una mañana de densa niebla. A la altura de las plantas 78 y 79 el avión chocó con el edificio produciendo la muerte de 3 tripulantes y de 11 personas que se encontraban en el edificio en ese momento. La rápida sofocación del incendio y la eficaz rehabilitación de los daños son todavía ejemplo de cómo gestionar este tipo de crisis.

En el mapa

Galería de fotos

⇒ Reserva con nosotros – Operador nº 1 en Europa en entradas, experiencias y visitas guiadas

Puedes reservar con nosotros tus entradas y visita organizadas con total tranquilidad. Trabajamos con los mejores operadores locales, tenemos precios sin competencia y un excelente servicio de atención al cliente.

gyg1

Valora este reportaje

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

Rating: 4.9. From 7 votes.
Please wait...

Artículos relacionados

Entrada sin colas para Top of the Rock en Nueva York

El mirador observatorio Top of the Rock se encuentra en lo más alto del rascacielos ubicado en el nº 30 de

Entradas sin colas Museo Metropolitano de Nueva York

El Museo Metropolitano de Nueva York es uno de los muchos atractivos turísticos de la ciudad de los rascacielos. El archiconocido

Visitar la Estatua de la Libertad sin colas

Si tuviéramos que identificar a los Estados Unidos con alguna cosa probablemente elegiríamos a La Estatua de la Libertad, porque este monumento to

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*