Entrada sin colas para la Capilla Sixtina

Entrada sin colas para la Capilla Sixtina

Gracias al extraordinario talento de Miguel Angel Buonarroti podemos disfrutar en el Vaticano de una de las más altas obras de arte de la Humanidad, las pinturas del techo de la Capilla Sixtina. Estos frescos se encuentran dentro del complejo de los Museos Vaticanos, una de las grandes atracciones de Roma. Con nosotros podrás acceder por la vía rápida a los museos y reservar entrada sin colas para visitar la Capilla Sixtina.

Opción 1 → Reservar ticket sin colas para ver la Capilla Sixtina

Recibirás tus entradas en la mano justo antes del acceso, una vez superada la cola de compra de entradas. Entrada sin colas en el horario reservado para los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina, con posibilidad de audioguía. Visita por libre.

  Reservar entradas para los Museos

Opción 2 → Visita guiada con entrada sin colas para los Museos Vaticanos

Acceso sin esperas a los Museos Vaticanos y visita con guía oficial especialista, que te explicará in situ los detalles de la Capilla Sixtina. La mejor calidad precio sin esperas.

  Reservar visita guiada

→ Más opciones en la Ciudad del Vaticano

  Click aquí para ver otras opciones de visita en el Vaticano

Sobre la Capilla Sixtina

Los techos de la Capilla Sixtina representan escenas del Génesis con un virtuosismo técnico y expresivo que sobrecoge al visitante y que llega a su punto culminante con la escena del Juicio Final, poderosa y universal. Las paredes están decoradas además con importantes frescos de otros artistas del Renacimiento que representan escenas bíblicas y retratos de Papas de aquel tiempo.

Pero la Capilla Sixtina es mucho más que un espacio de arte, es todo un símbolo de la autoridad papal al albergar el cónclave donde tienen lugar la elección del nuevo Papa.

Origen

La Capilla Sixtina fue ordenada construir por el Papa Sixto IV, de quién adoptó su nombre. Hablamos de año 1475. Desde el inicio se concebió como espacio para las elecciones Papales, siendo consagrada definitivamente el 15 de agosto de 1483. En 1481, Sixto IV llamó a los artistas más preminentes de la época para decorar sus techos y paredes, obra en la que participaron nombres como Sandro Botticelli, Domenico Ghirlandaio,  Cosimo Rosselli, Pietro Perugino y Luca Signorelli.

El techo fue inicialmente pintado por Piero Matteo d’Amelia pero el Papa Julio II ordenó a Miguel Angel rehacer esas pinturas. Miguel Angel no mostró excesivo entusiasmo con el encargo. Él siempre insistió en que era escultor y de hecho en esos tiempos estaba dedicado a las figuras de la tumba del propio Papa. Ese carácter de escultor dio lugar a una composición única que se ha convertido con el paso de los siglos en su obra más aclamada.

El proyecto inicial era más sencillo, apenas pintaría los doce apóstoles y algunos ornamentos del techo. Sin embargo, conforme avanzaba en el encargo concibió una obra mayor que alcanzó las 300 figuras, en unos trabajos que se alargaron durante 4 años y que se realizaron en unas condiciones complicadas técnicamente y por la presión a la que se encontraba sometido por el propio Papa, llegando incluso a dañar la salud de un Miguel Angel que ya superaba los 50 años.

La pintura del Juicio Final fue el trabajo que cerró el encargo, ya bajo el mandato de Pablo III, para un Miguel Angel ya agotado y posiblemente harto de este encargo que no realizó con la tranquilidad y motivación deseable.

Los avatares de tiempo han ido dañando la decoración de la capilla, que fue restaurada en diversas etapas durante el siglo XX, con el objetivo de devolver el color original y eliminar elementos añadidos como los paños que fueron pintados para cubrir los desnudos de algunas figuras.

La visita

La Capilla Sixtina se encuentra en la zona sur al final de los Museos Vaticanos, al norte de la Basílica de San Pedro. Arquitectónicamente no tiene gran interés. Es una sala rectangular de unas 40 metros de largo y 13 de ancho, con un techo de 20 metros de alto con seis ventanas en su parte superior y abovedado.
Al hacer la visita, el maravilloso decorado del techo suele eclipsar los frescos de las paredes, que son realmente bellos y magistrales técnicamente con escenas del antiguo y nuevo testamento mostradas en tres niveles horizontales y de autores como Perugino o Boticelli. El ciclo de pinturas simboliza la legitimidad de la autoridad papal, dese Moisés a San Pedro, pasando por Cristo. Los retratos de los Papas sobre estas imágenes bíblicas enfatizan esa linea ancestral de autoridad.

El famoso techo de la Capilla Sixtina se divide en nueve secciones que representan nueve pasajes del Génesis, desde la creación hasta Noé, desde la pared del altar hacia la entrada. En el altar se encuentra la poderosa imagen del Juicio Final centrado en la figura de Cristo que guía a los salvados al cielo con su mano y que está rodeado de planetas, estrellas y santos.

La visita se realiza en el contexto de los Museos Vaticanos y tiene lugar de forma limitada por la enorme afluencia de personas. Hay pocos minutos para permanecer en la sala y la vigilancia es extrema para impedir alteraciones del orden o fotografías.

Curiosidades interesantes sobre la Capilla Sixtina

El encargo de la Capilla Sixtina no fue del agrado a priori de Miguel Angel
El treintañero Miguel Angel, trabajaba en aquel tiempo en el proyecto de la tumba del Papa Julio II, una monumental obra escultórica de la Iglesia de San Pietro in Vincoli. El Papa pidió al artista dejar por un tiempo este trabajo para decorar el techo de la Capilla Sixtina, a lo que se resistió por considerarse un escultor, mucho más que pintor, y por su poca experiencia en la técnica del fresco. Finalmente realizó el encargo, con el glorioso resultado que ahora disfrutamos, y posteriormente continuó el proyecto de la tumba.

La postura de pintado
Se cree por influencia del cine que Miguel Angel pintó los frescos tumbado. Sin embargo, se ha demostrado que no fue así y que el artista diseño un complejo sistema de andamios de madera, sujetos a las paredes que le hacían trabajar de pie.

De hecho Miguel Angel nunca ocultó su desagrado por las dificultades técnicas y la exigencia física que le supuso trabajar en este proyecto, con dolores de espalda, goteos constantes de pintura en la cara y otras consecuencias de la postura forzada.

Bien conservada pero amenazada
La Capilla Sixtina disfruta de un razonablemente buen estado de conservación pese a sus cinco siglos de historia. Tan solo una pequeña parte del techo en la zona del cielo del pasaje de Noé se desprendió a finales del siglo XVIII por los efectos de una explosión en un depósito de armas cercano. Pese a que es una obra bien conservada, las preocupaciones por su futuro existen y la mayor amenaza ahora es el elevado flujo de turistas que visita la estancia cada día, con el efecto de sus pasos, las vibraciones que ocasionan y las condiciones ambientales.

La útima gran restauración
Entre 1980 y 1999 se llevó a cabo la última gran restauración de la Capilla Sixtina, que incluyó el pasaje más conocido del Juicio Final. Los especialistas limpiaron meticulosamente la superficie de la obra eliminando restos de polvo, humo y otros depósitos y devolviendo la vida y el color perdido durante siglos de devenir histórico. Otro gran paso fue eliminar las medidas censoras del Papa Pio IV con respecto a los desnudos ideados por Miguel Angel.

Dios con forma de cerebro
Presta atención a la famosa escena de “La creación de Adán” en la que Dios toca con su dedo al primer hombre de la historia. La figura divina y los ángeles que le rodean parecen tomar la forma de un cerebro humano, una teoría defendida por varios estudiosos en la materia y que representaría la inteligencia del primer ser humano sobre la tierra.

⇒ Reserva con nosotros – Operador nº 1 en Europa en entradas, experiencias y visitas guiadas

Puedes reservar con nosotros tus entradas y visita organizadas con total tranquilidad. Trabajamos con los mejores operadores locales, tenemos precios sin competencia y un excelente servicio de atención al cliente.

gyg1

Valora este reportaje

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

Rating: 4.8. From 4 votes.
Please wait...

Artículos relacionados

Entradas para la Galería Borghese en Roma

La Galería Borghese de Roma es probablemente el museo más fascinante de Italia. La sede, un antiguo palacio del siglo

La Cripta de los Capuchinos de Roma, entrada sin colas

La Ciudad Eterna es un verdadero tesoro histórico, que podemos admirar con solo pasear por sus calles encontramos yacimientos arqueológicos, edificios históricos

Entrada sin colas para la Galería Uffizi de Florencia – Edición 2019

La Galería Uffizi es uno de los museos más famosos del mundo y toma su nombre del antaño edificio de oficinas

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*